La importancia del precio psicológico

¿Es posible que logres mayores ventas en tu ecommerce sin necesidad de cambiar tu producto? Pues acá te mostraremos una opción muy sencilla de aplicar, pero bastante poderosa a la hora de lograr este cometido: los precios psicológicos

¿Es posible que logres mayores ventas en tu ecommerce sin necesidad de cambiar tu producto? Pues acá te mostraremos una opción muy sencilla de aplicar, pero bastante poderosa a la hora de lograr este cometido: los precios psicológicos.  


 


¿Qué son los precios psicológicos? 


¿Te imaginas que, al subir el precio de un producto, aumentarán tus ventas de forma exponencial? Los precios psicológicos utilizan la parte emocional de los clientes para fomentar las compras, de hecho, muchas de las decisiones que tomamos día a día son desde el inconsciente y nosotros como dropshippers nos podemos aprovechar de ello para obtener altas ganancias.


 


4 estrategias efectivas.


Las estrategias de precios psicológicos te ayudarán a tomar la decisión de qué monto es el más adecuado para cada momento de compra y tipo de consumidor. El precio que elijas para el producto en cuestión, puede ser un factor determinante a la hora de generar buenas ventas, para tomar esta decisión, debes de tener en cuenta ciertas variables como lo son: el nicho de mercado, costes, tu competencia, el posicionamiento de tu marca, etc.


Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior, te mostraremos 5 diferentes estrategias basadas en el neuromarketing, que podrás usar a la hora de elegir el precio adecuado, para vender online sin mayores complicaciones: 


 



  1. Precio Redondo


Está estrategia se basa en que, al incluir un precio redondo, nuestro cliente percibirá que su decisión de compra es “perfecta”, que no quepa la posibilidad de dudar “racionalmente”, ya que se pretende que sea una compra emocional, un “capricho” que se da nuestro cliente. Generalmente esto se ve en productos de bajo ticket. 


 



  1. Precio Impar


Es una de las estrategias más utilizadas en este rubro, bastante eficaz por cierto. Se trata de jugar con la percepción cerebral de los precios por parte de nuestros clientes. Puedes utilizarlas de dos formas:



  • Si estableces un precio que contenga números impares, lograrás llamar más la atención, ya que son bastante atractivos para la mente humana, además de dar la sensación de que el producto está más barato o de oferta. 

  • Podrías utilizar números acabados en 9 en vez de números redondos, ya que, aun restándole un solo peso al valor del producto, la percepción que tendrán nuestros clientes es que el precio es mucho más bajo de lo que realmente vale.


Estas estrategias las puedes utilizar a la hora de vender productos de alto ticket, para dar esa sensación de ahorro.


 



  1. Precio relativo


Nuestro producto, según en qué plataforma lo vendas, probablemente esté rodeado por productos de la competencia y si decides su precio, sin tener en cuenta los precios de los otros, sería un grave error. 


Si queremos que nuestro producto los clientes lo perciban como asequible o premium, debemos de elegir su precio relativo, decidir si valdrá “más” o “menos” con respecto a la competencia, siendo esto, una forma de destacar con respecto al resto, facilitando la decisión de compra de nuestros clientes.


 



  1. Precio de prestigio


¿Has llegado a pensar que un producto es mejor que otro igual por el simple hecho de ser más caro? Pues de eso se trata el precio de prestigio: Conseguir que el cliente al ver un producto con un precio más alto que la competencia, lo perciba de mayor calidad en comparación.


Esta estrategia sirve para atraer a esos clientes con alto poder adquisitivo y estatus social, que van a preferir un producto que da la sensación de prestigio sobre uno común y corriente. Ten en cuenta que un producto de una marca posicionada ayudará a que esta estrategia sea aún más efectiva.


 


En conclusión, a la hora de definir el precio del producto que vas a vender, no solamente debes de fijarte en los costos, sino también en la competencia y cómo estas presentan el producto al público, pero sobre todo, hay que tener en cuenta la psicología del consumidor, es decir, que es lo que buscan con esa compra, y según eso, utilizar alguna de las diferentes estrategias habladas ya en este blog. 


Si te animas a poner en práctica una, dos, tres o todas estas recomendaciones, por favor ¡comparte tus opiniones con nosotros! nosotros lo haríamos contigo ;) ¿Quieres tener más información del método y llevar a cabo tu emprendimiento? Envíanos un mensaje por correo electrónico a [email protected], estaremos encantados de escuchar tus necesidades de Ecommerce y Dropshipping y descubrir cómo podemos ayudarte.